La demasía o redundancia de palabras es un vicio que consiste en utilizar de manera innecesaria las palabras.

¿Por qué es un vicio?
Porque consume tiempo, uno de los recursos más importante que tenemos al momento de comunicar nuestra idea, y puede confundir el mensaje ya que satura con abundancia de palabras innecesarias. Es mejor un mensaje claro y concreto.

¿Cómo podemos distinguir un pleonasmo?
El pleonasmo tiene la característica de ser redundante ya que utiliza palabras innecesarias, a continuación veremos unos ejemplos:

  • “súbete para arriba” es pleonasmo ya que se infiere que al momento de subir, siempre será a un nivel superior.
  • “métete para adentro” al no poderse "meter" para afuera se concluye que siempre será hacia adentro y por lo tanto no
  • “voy a escribir un escrito” en este caso también es un pleonasmo ya que invariablemente al escribir el resultado será un escrito.

Hay un uso adecuado
El pleonasmo es una figura de construcción, por lo tanto, puede utilizarse para "edificar" una expresión enfática; por ejemplo:

  • "lo vi con mis propios ojos" En este sentido la parte de "con mis propios ojos" es innecesaria, sin embargo, imprimen peso a la afirmación. Solo se debe tener cuidado con el uso excesivo y descuidado de esta figura.

Esaú García del Real

Esau García, ACB, ALB.

Gerente de Relaciones Públicas | Distrito 34
2016-2017.