Como ya se expresó en el artículo titulado: Los 3 pilares de la oratoria, la voz es uno de estos pilares indispensables para que exista tan elevado arte de la palabra hablada.

  La voz
Diseñado por Freepik

 

Esta gran herramienta se puede dividir en cuatro aspectos importantes: Volumen, Entonación, Ritmo y Claridad. A continuación profundizaremos un poco en dichos aspectos.

Volumen: conocido también como potencia acústica, es en realidad la cantidad de energía que se implementa en determinado tiempo, dicho de una forma más coloquial es \"qué tan fuerte\" estamos hablando. 

Entonación: es la modulación de la voz que puede reflejar diferencias de sentido, de intención y de emoción. Por ejemplo la frase: \"estas vivo\" puede dar diferente significado si lo expresamos con una entonación alegre en comparación a una entonación triste.

Ritmo: mejor conocido como la velocidad de la voz. En oratoria es de suma importancia manejar diferentes velocidades de tal forma que el ritmo del discurso sea fluido y entretenido, evitando así la monotonía de la disertación.

Claridad: este aspecto se basa en la pronunciación; si la dicción del orador es buena y las palabras se pronuncian correctamente entonces la claridad de la voz será efectiva.

 

En conclusión podemos identificar que estas 4 partes que conforman uno de los pilares de la oratoria, son de suma importancia para que cada aspecto de nuestra presentación sea de gran calidad. Una voz entrenada será la firma de todo gran orador y para ello se requiere que tanto el ritmo, la calidad, la entonación y el volumen se encuentren en perfecto equilibrio de tal forma que se logre la maestría en la voz.

 
Esaú García del Real

Esau García, ACB, ALB.

Club Tlacati
Distrito 34.