Imagina como cambiaría tu vida si cada vez que te encuentras con otra persona - cada vez sin excepción - vieras su potencial en vez de su realidad. ¿Qué pasaría si solo vieras lo mejor en cada ser humano - su grandeza interna - y no sus circunstancias?

¿Cual sería tu impacto si en cada interacción le recordaras a cada persona que cruza tu camino que su destino es brillar?

Prueba hoy. Dile a tu hijo o hija que es tu héroe. Dile que es maravillosa; dale un abrazo como si nunca la fueras a ver de nuevo.

Dile a tu compañera de trabajo que te gustaría ser la mitad de bueno de lo que es ella. Dile lo afortunado que te sientes de trabajar a su lado. Dile todo lo que has aprendido en el tiempo que han estado juntos.

Dile al mesero en el restaurante cuanto aprecias su trabajo y lo bien que lo hace. Regálale esa sonrisa y cámbiale el día. Hazlo hoy, aunque estés cansado; un líder hace lo correcto y no lo fácil.

Las personas, en general, actúan según la fe, confianza y creencia que tú tienes de ellos. Ponlos en el papel de villanos y así actúan. Asígnales el papel de héroe y eso serán.
Rodéate de personas maravillosas de tu creación.

Ricardo Rodriguez

Ricardo Rodriguez, ACS, ALS.

Coordinador de MKT | Distrito 34
2016-2017.