Earl Nightingale decía que, “El éxito es la realización progresiva de una meta o idea significativa”. O sea el éxito no lo encuentras al final, si no durante el camino.

El poder taciturno

Muchas veces cuando no hemos alcanzado un gran logro, pensamos que no hemos sido exitosos. Es más solo celebramos como exitosos a aquellas personas que han llegado a la meta. Quizá sea un buen momento para repensar esa actitud y comenzar a celebrar como exitosos a todos los que están progresando hacia una meta significativa.

Eres exitoso cada día que diste un pequeño paso hacia tu meta y lo mejor que puedes hacer para alcanzarla es celebrar cada paso. El éxito no se forja cuando llegas a la cima de la montaña. Es más cuando pones pie en la cima, el éxito ya es cosa del pasado. Así que celebrar cada paso es más apropiado. Esa pequeña ganancia que te acerca a tu meta es más significativa que la meta en si. Sin ella nunca alcanzarías tu destino.

Así que si hoy no has aún alcanzado lo que persigues, celebra tu progreso y si eres responsable por otras personas, celebra cada uno de sus progresos; no hay nada mas efectivo que puedes hacer para motivar e influenciar la creatividad que celebrar los pasos diarios. El cerebro humano está condicionado a ver lo negativo. Esa actitud nos ayudó durante nuestra historia evolutiva, pero hoy en día no es así. En el mundo de hoy, concentración en lo positivo nos da mayores recompensas.
Cada día, parafraseando a Edison, das un paso hacia adelante o encuentras un camino equivocado. Ambas situaciones son progreso ¡celébralo!
El éxito lo encuentras en el camino, no olvides la celebración.

Ricardo Rodriguez

Ricardo Rodriguez, ACS, ALS.

Coordinador de MKT | Distrito 34
2016-2017.